Desempeño ambiental

Nuestra iniciativa Drive to Zero comienza con la convicción de que cero es posible: lesiones cero, derrames cero e infracciones cero. Esta creencia y compromiso son integrales a nuestra cultura funcional y sirven como tema central en nuestra política de seguridad, salud y medioambiente (SH&E, Safety, Health and Environment).

Nuestro compromiso de cumplir al 100% con nuestros requisitos ambientales es una demostración de nuestro valor corporativo de responsabilidad y una forma de proteger el bienestar de las comunidades vecinas y el entorno natural. Como una empresa global, hemos visto cómo las normativas ambientales evolucionan por varias razones, entre ellas, investigación científica actualizada, cambios en las prioridades de los gobiernos o cambios en el mercado diseñados para mejorar el entorno general. Como resultado, supervisamos muy de cerca la evolución de las normativas que afectan a nuestras instalaciones y trabajamos diligentemente para estar un paso adelante de los requisitos. En forma habitual, supervisamos nuestro rendimiento para cumplir con estos estándares y hemos logrado reducir la métrica de no conformidad ambiental (NCA) en los últimos años. Definimos una situación de NCA como cualquier evento que tenga como resultado un vertido o derrame registrable, un aviso de infracción, una queja pública o una divergencia de autorización normativa.

Como parte de nuestra iniciativa “Drive to Zero,” mantenemos la filosofía de que puede evitarse toda NCA. Aprendemos de estos eventos, compartimos los resultados de las investigaciones de la causa raíz en toda la organización y seguimos reduciendo la cantidad de NCA mediante la actualización de los equipos, la revisión de los procedimientos, la adopción de las mejores prácticas y la capacitación de los empleados en prácticas importantes de cumplimiento ambiental.